lunes, 8 de junio de 2009

!-- boton tweetmeme -->

12 PISOS

El ascensor no era muy grande y el tiempo el que dan 12 pisos. No saben cuantas veces se miraron. Dos, tres,siete, trece......ni cuantas se lo pensaron. Pero no llegaron al número cuatro. Ella se levantó la falda y él le bajó las bragas. Las huellas de sus manos se cicatrizaron en el espejo y ni una palabra.
Después de doce pisos, ella salió oliendo a tierra mojada y él con el sabor de su boca en sus escamas.

4 comentarios:

genialsiempre dijo...

Eso es lo que se llama un amor de ascensor.

José María

Anatxu dijo...

vivan los amores de ascensores¡¡¡¡¡
jejejejeje

Pedro dijo...

Lástima que por aquí no tengamos edificios tan altos. Lo que dan de sí...

Anatxu dijo...

jajajaja
Pedro, siempre está el sube y baja¡¡¡¡
jejejejejejeje