martes, 21 de julio de 2009

!-- boton tweetmeme -->

ENTRE MIS MANOS

Y anoche decidieron salir. Pasearon juntas por el parque y charlaron hasta que llegó el momento en el que las dos se rozaron. La excitación fue tan rápida e intensa que caminaron deprisa hasta llegar a casa. Abrieron la puerta y el pasillo se hizo lugar perfecto para las primeras caricias. Se chupó los dedos para que las dos fueran igual de húmedas a la cama. Y entre las sábanas, miró su mano y descubrió el amor.Ella siempre estaría ahí.

6 comentarios:

genialsiempre dijo...

Pues estamos calentando el verano entre todos, pero que no decaiga...

José María

Adolfo Payés dijo...

El veranos que nos quema..

Un abrazo
Saludos fraternos con cariño
Besos

Pd. perdón por mi ausencia en comentar, me encontraba fuera de casa..

Carmen dijo...

Me encantan los microrrelatos, todo un mundo en unas pocas letras, y las tuyas cuentan toda una historia amor en toda regla...o fuera de las reglas.

Muy bueno. Besos

Anatxu dijo...

El amor siempre está fuera de reglas, Carmen...por eso es amor..jejejeje

Anónimo dijo...

¿Un microrrelato?

Equilibrista dijo...

Amor en el corazón, y entre sábanas y caricias de manos húmedas... y vuelcos y revuelcos...