miércoles, 10 de febrero de 2010

!-- boton tweetmeme -->

No pronuncio tu nombre por miedo a ver la herida

"No pronuncio tu nombre por miedo a ver la herida
y el golpe de la sangre.
No digo las palabras que debiera decirte.
Te miro.
Te contemplo.
Te observo.
Ojeo las esquelas y el tiempo de las nubes.
Luego digo algo inútil,
mágico,
irreparable.
Digo cosas curiosas como decir:
qué tal, hace calor, te quiero,
anoche he deseado tu cuerpo nuevamente.
Pero nada se oye dentro de las paredes.

Tú me miras inquieto,
decidido,
cobarde.
(Mi corazón empieza a deslizarse
por la suave pendiente de tu pelo.)"


AUTORA
Elsa López

8 comentarios:

Equilibrista dijo...

precioso juego de miradas y palabras escondidas... por el primer verso me pareció que iba a ser una historia en plan trágico y doloroso... pero luego he visto que no era así...

me ha gustado, gracias por presentarnos a Elsa

un beso deslizándose por la mejilla ;)

Adolfo Payés dijo...

Que lindo versos.. eso me gusto.. no pronuncia tu nombre..


Un abrazo
Saludos fraternos..

Sara dijo...

Es un peazo poema... Me encanta.
Besicos.

genialsiempre dijo...

Muy bueno, tiene "duende" y llega.

José María

La gitana rubia dijo...

Jo! Yo no puedo leer estas cosas...:P

(magnífico)

Besos!

Paco Alonso dijo...

Hermoso el poema que nos acercas, es todo un placer acercarse a visitar tu espacio.

Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

Antonio Fassa dijo...

De este poema me gusta hasta el título.

Gracias nuevamente por compartir yyyyyyyyyy Feliz Carnavallllllllllll!!!!!!

tangai dijo...

Leyendo las primeras lineas, creí que iba por otro "lado", pero el final me deja pensativa. Creo que el destinatario es indiferente, frío, ajeno al calor y al cariño.Algo común, quizás.
¡Un beso, Ana!