martes, 20 de abril de 2010

!-- boton tweetmeme -->

11 minutos

Se que me miras,
y tu cara de hiena irrisoria
con sus ojos me llama zorra.
Pero eres mio.
Durante once minutos,
todos los días,
eres lascivamente mio.

Y te hago mi animal de compañía.

Porque puedo.
Porque te gusta.

4 comentarios:

La gitana rubia dijo...

A veces no tengo palabras Ana, sencillamente genial.
Yo también quiero esos 11 minutos jeje!

Besos guapa!

Víctor Crespo Camino dijo...

11 minutos...11 minutos...
Hostia!
¿Pero quién te pone así justo 11 minutos?

Ejem...a mí no me lo vas a decir, claro, pero me alegro, porque 11 minutos de lujuria al día están muy bien.

Besos, Ana.

Carmen dijo...

11 minutos pueden no ser nada o toda una eternidad, está claro que poco o mucho, tú los aprovechas muy bien. Que buen poema chiquilla, qué fuerza y que dominio. Me encanta.

bESOS.

Equilibrista dijo...

toma ya, puntaso poético ^^

11 minutos bien aprovechados en todo caso ^^