lunes, 12 de abril de 2010

!-- boton tweetmeme -->

Esa niña,si,no, esa no soy yo...

Tras el portazo y sin un dios, le dejó su vida planchada y doblada,junto a la cama.20 euros para el almuerzo y una toalla para secarse las lágrimas.
Ella se llevó un algodón y la leche limpiadora, para quitarse las marcas del abandono de la cara mientras bajaba la escalera.
El sol brillaba fuera.


5 comentarios:

Pedro dijo...

Seguro que no lo eres, ya te conozco lo suficiente como para saberlo.
Pero para esas, decir que siempre habrá un sol que brille bien cerca.

Besos.

Anónimo dijo...

Hola,Ana, me he dado un paseo por este baúl de Calzaslargas y he viajado por Lisboa, Pompeya y algunos rincones del recuerdo. Está claro que no eres esa, ni ninguna mujer en realidad lo es. Besos miles para ti y todas las mujeres que luchan dia a dia por salir adelante en un mundo hecho a la medida del hombre.

Un fuerte abrazo,Eva.

Anatxu dijo...

jejeje...bueno,bueno, que yo cuando me enamoro soy muy sumisa,jejejeje.
aunque no lo parezca.
Pero no,no soy esa.
besitos amorosos y sumisos....

Víctor Crespo Camino dijo...

Joer, Maritrini. Mi padre estaba enamorado de ella, aunque sólo se compró un disco, porque para eso de las modernidades no era muy ducho. Y el pobre casi no lo puso porque a nosotros no nos gustaba.

Descanse en paz.

Un beso, Ana.

tangai dijo...

Una canción con una de esas letras que remueven "cajones" como decía un buen amigo... Si unimos la de Patxi Andion, tenemos toda una "declaración de intenciones". Bravo Ana, ahí al pie del cañón. Otras generaciones llegan...