miércoles, 7 de abril de 2010

!-- boton tweetmeme -->

Me pregunto...

Elocuentes y estridentes palabras
cabalgan a lomos de los verbos
que entrelazan tus dedos como arañas
enredando entre mis pechos.

Putones y verbeneros lametones
suenan a cántaros de olvido
que entresaltan las plumas de mi coño
enjuagando los almohadones.

Y mientras yo me sigo preguntando
cuándo será el próximo encuentro,
en tu olvido o en el mio ?....

5 comentarios:

Carmen dijo...

jolines, y vengo precisamente de leer el poema de Ricardo...estáis imparables. ¿Tienes facilidad para escribir poemas soberbios o es una impresión mía?...yo alucino con ustedes, por mi madre de mi arma.

Un besito.

Víctor Crespo Camino dijo...

No me gusta leer poesía, aunque a veces es una maravillosa forma de expresar nuestros más profundos sentimientos. Reconozco en tu escritura un valor increíble. Realmente llega.

De amores que sólo comprometen un sudor hedonista, ¿no?

Un beso.

genialsiempre dijo...

Caray, de puro bueno uno quiere que se lo repitan incansablemente. Esto es arte chiquilla.

José María

Pedro dijo...

Y yo me pregunto cómo lo haces para que te salgan siempre tan redondos.
Ese remate final del olvido me parece genial.

Besos.

Ernesto Laguna dijo...

Plas, plas, plas... creo que el público pide un bis (jejeje)