martes, 11 de mayo de 2010

!-- boton tweetmeme -->

Me pregunto...

¿ Dónde están,sublimes,los niños
que derrochan los movimientos
de sus cabellos?

¿ Se encubren,quizás, en los surcos
de los juegos de unas venas
que se mezclan en los cuerpos
de esos dos enamorados
que se arrancan las ganas con los ojos
y con esos besos que no se han dado?
¿ Estarán,mejor aún, en los nidos
que se crean en la falda del puente
camino de la vereda El Deseo,
jugando a esconderse?

¿ O se habrán marchado,pisando charcos,
saltando,traviesos, los muelles viejos
del delirio de tu escote?

Ya los veo, riendo ellos.
Ya los veo
sentados al borde mismo
de la ternura de tus labios.

6 comentarios:

Pedro dijo...

Yo los veo cada vez que (ad)miro tus trenzas caídas, girando de un lado a otro al compás de tus risas.
Preciosos versos.

Un beso.

Anatxu dijo...

Gracias,Pedro. Me alegro,ya lo sabes.
El día menos pensado aparezco con las trenzas parriba¡¡ jeje. Sigue mirándolas.

genialsiempre dijo...

Yo creo que están todos escondidos en tus entrañas, y que solo salen cuando duermes, el resto del día se entretienen mandando ideas a esa cabecita peligrosa.

José maría

Adolfo Payés dijo...

Pido de ante mano disculpas por mi ausencia.. he estado mucho tiempo sin pasar a visitarte como a todos los que visito..
Espero ponerme al día con tus entradas..

Un gusto inmenso es pasar a disfrutar de tus post..
Maravillosa poesía nos acompaña siempre en tu blog..

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre...

Anónimo dijo...

ya los veo asomados a la delcadez de esos versos...fita

tangai dijo...

¡Ay qué recuerdos...! Precioso poema, evocador... para mí. Me lo guardo para mecerlo en el alma. Un regalo, gracias Ana.