jueves, 17 de junio de 2010

!-- boton tweetmeme -->

The cat dream



La noche estaba oscura y las nubes, coquetonas, se arrimaban a la luna para cubrir su provocativa desnudez. Y la brisa de verano jugaba a destaparla cuando ellas se daban por satisfechas con su buen hacer. Aun sabiendo que no les serviría de nada, porque, al rato, ya estaba ella, la luna, otra vez insinuando su figura entre las sombras oportunas de los tejados.

Allí es dónde se encontraba ella. Soberbia donde las haya, encima de los tejados de la ciudad, su ciudad. Y ahí era dónde se soñaba, figura en mano de las azoteas sordas y humeantes de aparatos acondicionadores. Con su contorno negro haciendo contraste con el gris de plata lunático y sus curvas de hembra enfundadas en cuero tan negro como esa misma noche.

Oteando estaba las calles cuando,en el silencio dormido de las horas nocturnas, se le antojó escuchar el grito oportuno de algún ser en peligro inminente. Y, acechante como cual felina, la mujer pantera saltó de un tejado a otro con tal exactitud que cualquiera que pasara por allí no hubiera tenido tiempo de verla. Afinó sus sentidos y se dirigió hacia aquella víctima inoportuna que la sacó de su ensoñación. El deber la llama. Y ella fue en su busca.

Al llegar no tuvo más opción que la que tenía todos los días a esta misma hora. Ahuyentar al malechor con sus armas felinas y sus dotes de mujer fatal. Y ver como salía corriendo el delincuente de turno, siempre de turno.

Llegado a este punto, la respuesta del agradecido ciudadano era la misma. Siempre se agachaban para rascarle la parte de la cabeza que hay entre las orejas y susurrarle al oido palabras de alago y mimo.

Y ella volvía en silencio a la azotea y seguía soñando con ser una heroina de comic, hasta que su ama la llamaba impacientada para darle su cuenco de leche antes de dormir. Y ella volvía despacio a su cómoda camita, no sin antes mirar a la luna y prometerla que mañana sería otro día con un "miauuuuu" de gata dulzona .

4 comentarios:

genialsiempre dijo...

Pregúntale si maulla diciendo "Juan", a lo mejor es la gata del relato de Felix Palma

tangai dijo...

Transmite la dulce cadencia de la noche, el abrigo de una luna. Precioso texto, Ana.

Equilibrista dijo...

guau, woman-cat, desde el principio ya me tienes conquistao, me ha gustao musho...

Pedro dijo...

Esta sí que es una heroína de lujo; que tiemblen los malhechores.
A mí también me ha hechizado tu forma de relatar.

Un beso.