martes, 1 de junio de 2010

!-- boton tweetmeme -->

En el columpio de tu gesto.


A ti,
que remueves mis sentidos
con pestañas de gusanos.
A ti,
que rebuscas mis diablos
en el centro de mi ombligo.
A ti,
que carcomes las cuerdas
que sujetan mi esqueleto.
A ti,
te beso,
amor mio,
en el columpio
de tu gesto.

6 comentarios:

genialsiempre dijo...

Con pestañas de gusanos, así se pueden remover sentidos, no me extraña, ¿de donde sacas esas ocurrencias?

Pedro dijo...

Esta es otra de tus genialidades. Cuando te decidas a recopilarlas y buscarte un buen padrino, el mundo de las artes ganará mucho, te lo digo yo, que de esto no tengo ni papa.

Besos.

tangai dijo...

Irreverente originalidad. Retomo este camino y me lo encuentro preñado de sentidos y luces. Como siempre, lleno.

Anónimo dijo...

Que bonito, niña, "rebuscas mis diablos en el centro de mi ombligo"... vaya tela...
"carcomes las cuerdas que sujetan mi esqueleto"
"el columpio de tu gesto"
Sin palabras me quedo para expresar la emoción que me provoca.

¿Me lo prestas?

Eva.

Víctor dijo...

¿Con pestañas de gusanos?
Jejejeje, me imagino a doña gusana con pestañas... ¡Qué guaaaapa ella!
Un gusano con pestañas bien podría ser un cepillo...¿no?

¿Rebuscar diablos en el centro del ombligo?
A veces, cuando me quito un jersey, aparecen unas pelusillas en el ombligo. ¿Son esos los diablos que cuentas?

Las cuerdas que sujetan tu esqueleto me da a mí que sonarían con tonos surrealistas e hipnóticos.

Y luego, un columpio...

Equilibrista dijo...

para columpiarse en estos versos