miércoles, 16 de junio de 2010

!-- boton tweetmeme -->

Los niños canicas.

Llegando la tarde, en esas primaveras, algunos niños bajaban al parque con sus bolsas de canicas. Y jugaban a jugar tanto que eran capaces de meterse dentro de ellas y convertirse en los niños canicas. Y saltaban al terreno de juego de ese parque marcado con los dedos.
Pero fueron encontrados y llevados. Ahora se hacen llamar "Selección Española",pero ya no son tan niños ni llevan los bolsillos reventados de canicas.

4 comentarios:

Víctor dijo...

Síiiiiiii, niños canicas.
Yo era de esos...
¡Qué ilusión me ha hecho ver el título en mi lista de blogs!

Yo bajaba con los bolsillos llenos, pero de esas bolas que llamábamos "chivines" que costaban 1 peseta y que eran muy simples. Sólo transparentes, sin dibujos y muy pequeñas. Las utilizábamos para "pagar", es decir, cuando perdíamos y teníamos que entregar una bola.
Luego, en el otro bolsillo, estaban las "prefes", con las que jugábamos y que cuanto más picadas estaban, mejor porque más se agarraban a los dedos y más difícil era cometer un error con ellas.

Jejejejeje, ¡qué bueno!

Lo peor era hacer los guás, esos agujeros en el suelo en los que había que colar las bolas. Necesitabas tierra dura para hacerlos y a veces, recuerdo ver a alguno meando en el suelo para ablandar la tierra y así poder hacerlo mejor...Así olía luego el guá.
Había que hacerlo con un fondo barrigudo y más ancho que la boca, pues así, al entrar la bola tirada desde la distancia, no se salía o escupía, como solíamos decir.

Yo perdía y ganaba...las gallinas que entran por las que salen, pero había algunos que tenían un vicio tremendo. Te daban el "cate" desde 5 metros de distancia.

Qué divertido...

genialsiempre dijo...

Que hermosa comparación!!, porque además com son tan bajitos, realmente parecen niños. La canica un poco grande, pero el gua está en proporción.

Pedro dijo...

No, ahora los bolsillos los tienen reventados de otra cosa, qué pena me dan.
Yo también fui uno de esos niños cànicas, y niño trompo, niño pincho, niño tirachinas... pera nadie me encontró....
Por cierto, que se dice terreno de juego, y no terreno de campo.

Buenos reflejos Anatxu.

Un beso.

Anatxu dijo...

Ainnn, que haría yo sin ti, pedro....
lo que no sé es como estoy trabajando para una escuela de futbol. Si mi jefe me lee, me echa, jajajajajajajajajajaja¡¡¡¡¡¡