miércoles, 9 de junio de 2010

!-- boton tweetmeme -->

Sentados


Sentados,
esperamos los momentos oportunos
concentrando los impulsos generados
por gusanos renacidos con los muertos.

Sentados,
revivimos clandestinos los amores
por amantes ya perdidos en las noches
putrefactas inventadas por los celos.

Sentados,
remontamos las llanuras revocadas
de silencios dibujados en las caras
de las lápidas con nombres de mujeres.

Sentada,
rebusco con las manos
los bolsillos descosidos,
zurzidos en abrigos
de retales despechados.

Sentada,
pregunto contestando
al momento definido
por qué si rebuscando
hayaré lo dividido,
encontrando su sentido.

Sentada
y sentados
nos quedamos.

3 comentarios:

Pedro dijo...

Te estás consagrando como toda una poetaza de los pies a la cabeza.... y sin siquiera levantarte del sillón, toma ya.

Un beso.

tangai dijo...

Ana, sin entender de poesía más de lo que alcanza mi intuición, tengo que decirte que noto un giro increíble en esta poesía. Sin desmerecer ninguna de las otras, pero ésta tiene un brillo diferente... estoy de acuerdo con Pedro. Tiene la palabra exacta, el ritmo muy marcado y la idea plasmada de una forma sublime. Antes de terminar su lectura, ya creía que al pie vendría escrito el nombre de algún poeta reconocido. Pero no, pone Anatxu. Enhorabuena.

Anatxu dijo...

Gracias,escribo para vosotros,para los que lo leen. Es bueno saber qué os gusta y por qué.