jueves, 24 de febrero de 2011

!-- boton tweetmeme -->

Incubando.

Tallo la hojalata de las coyunturas
dentro de este huevo
mientras invento, soñando,
el sabor a horchata de tus besos,
y te ladro.

2 comentarios:

Equilibrista dijo...

Te leo y te digo que si fueras informática, harías programación a bajo nivel. Lo tuyo es un equivalente literario a esa disciplina. No te confundas, es un piropo, a bajo nivel se trabaja con ceros y unos, es la base de toda la informática, sus células. Tú programas las palabras a nivel matriz, uterino, desde la fibra y la entraña, al nivel de las sensaciones y las pulsiones primarias. Les das a las palabras tu propio significado. Las palabras se cocinan en un lugar entre las cuerdas vocales y el corazón en una especie de ciénaga donde se guisa una receta arcana. Un pozo que los usos comunes del lenguaje, la razón y las convenciones han cegado.

Dicen que eso es hacer poesía...
...a bajo nivel añadiría yo ;)

Anatxu dijo...

Madre de deusssss
qué cosa más bonita, equilibrista.
Muack...pa ti...