sábado, 9 de abril de 2011

!-- boton tweetmeme -->

Inventos.

Hasta que estemos muertos,

buscaré en mis bolsillos

rebecas celestes

y canicas.

Y dejará el tiempo

de ser un invento.

Hasta que estemos vivos,

hallaré en mis costillas

el revés de tus pulmones.

Y jardines

en las palmas

de tus manos.

Y dejará el tiempo

de ser un invento.

Mientras tanto,

conquisto en la nieve

de los descosidos,

concentradas,

tus pisadas,

mis cerrojos.

Perderán, entonces, los relojes

sus imprescindibles dos agujas.

3 comentarios:

Gitana dijo...

Lo leo y vuelvo a escuchar el sonido de fondo...

Aniña dijo...

Excelente

Anatxu dijo...

Gracias...chicas. Vosotras siempre ahí...