jueves, 24 de noviembre de 2011

!-- boton tweetmeme -->

Porque madre no hay mas que una...

DORMIDA AL FIN

DORMIDA al fin; las penas y el tumulto acabados,
dormida al fin; la lucha y el horror olvidados,
pálida y fría,
lejos de la vista de amigos y de amantes,
dormida al fin.

No más cansado corazón deprimido o nublado,
no más dolor que oprime o miedos que amenazan,
al fin,
en un profundo sueño sin sueños duerme.

Hondamente dormida. No pueden despertarla
pájaros cantores en su rama,
ni moverla el vendaval furioso,
Bajo tomillo y trébol de púrpura teñidos,
Dormida al fin.

Chistina Rossetti








2 comentarios:

Carmen dijo...

Qué triste lo que dice y lo que representa...es preciosa pero espero que no te sientas así. Un abrazo cálido.

Anatxu dijo...

Gracias Carmen...