miércoles, 6 de junio de 2012

!-- boton tweetmeme -->

Ray Bradbury o como dejar que una sonrisa tonta invada tu cara

Es de esos autores, o mejor...es de esos libros...no,no, espera..es de esas historias que se quedan ...tampoco,tampoco...en realidad son esas sensaciones que se quedan a vivir contigo para siempre, de ocupas en tu interior, y no puedes echarlas por mucho que lo intentes....esa media sonrisa de inocencia al haber encontrado una sensación nueva, escondida en ti, cuando terminas de leer alguna historia suya. Mentes mágicas que producen emociones, cosquilleos y amores literarios...

 EL RUIDO DE UN TRUENO

  De las brasas y cenizas, 
 del polvo y los carbones, 
 como doradas salamandras,
 saltarán los viejos años,
 los verdes años; 
 rosas endulzarán el aire, 
 las canas se volverán negro ébano, 
 las arrugas desaparecerán. 
 Todo regresará volando a la semilla,
 huirá de la muerte, 
 retornará a sus principios; 
 los soles se elevarán en los cielos occidentales 
 y se pondrán en orientes gloriosos, 
 las lunas se devorarán al revés a sí mismas, 
 todas las cosas se meterán unas en otras como cajas chinas, 
los conejos entrarán en los sombreros, 
todo volverá a la fresca muerte,  
la muerte en la semilla, 
la muerte verde, al tiempo anterior al comienzo.  
Bastará el roce de una mano, 
el más leve roce de una mano.

 RAY BRADBURY

1 comentario:

Sara Royo dijo...

Empezamos a morir cuando dejamos de amar.
Un besico.