domingo, 4 de noviembre de 2012

!-- boton tweetmeme -->

ESTELAS DIFUNTAS

Tras de ti,
la estela de difunto
camina, cortejando,
los recuerdos del invierno
que abandonan las sombras
esqueléticas,
tronadoras,
de los sueños,
compañeros de mis noches
y amantes, sólo ellos,
de mi oscura alcoba.

Ahora que no tengo
un hombro que arrimar
a mis llantos,
ni un pañuelo que
seque este espanto,
me quedo quieta...
esperando..
esperando
sola
a que también venga
y me bese,
figura oscura,
en la boca,
aquella que un día
te apartó de mi.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Precioso...se ve que la vena que te inspira no te ha abandonado, ¿que tal por nuestro Madrid?